16.4.09

Apenas se conectó, me habló. Sentí que todo volvía ser como al principio. Que intentar olvidarlo había sido una pavada, porque para ambos el otro estaba mas vivo que nunca. Sentía que el corazón se me salía por la garganta.. siempre que establecía algún tipo de contacto con ÉL me pasaba lo mismo, ya va siendo hora de que me acostumbre..


Te vi, estás ahí..
al otro lado de mi monitor
y presentí,
que eras tú lo que buscaba(8) 


Seguimos hablando un tiempo más, pero yo necesitaba verlo, sentir que estaba a mi lado, que por esa tarde era solo mio.. pero tendría que seguir esperando, como de costumbre..

3 comentarios:

Carlos dijo...

Las personas especiales siempre nos causan el mismo sentimiento cuando se ponen a hablarte, cuesta mucho imaginar que a ellos puedes importarles lo más mínimo.
Un beso
Carlos

Marina dijo...

Me encantó la fotografía!
Un beso, gracias por la buena onda :)

CINCO POR UNO dijo...

por la noche la soledad desespera.
Qué bueno tener alguien que nos haga palpitar con su sola presencia