11.8.11

Ella buscó refugio en los brazos de aquel muchacho de ojos dulces. Él la envolvió rápidamente, al mismo tiempo que un susurro partió de sus labios, surcó el aire y se instaló en el oído de la joven. "Todo va a estar bien". Todo su miedo, tristeza, soledad y angustia se evaporó. Por fin esos fantasmas se apartaron.. Hacia varios dias que no sentia esa paz.

2 comentarios:

Erliann dijo...

Qué hermoso... cómo sólo un abrazo y las palabras correctas pueden alejar todos los males que están en nuestra mente y corazón :D

.A dijo...

y si vuelven.. ponte una capa de invisibilidad para que no te encuentren :)