3.6.09

Lo dudo.

Aca les dejo plasmado en palabras, una escena bastante recurrente en mi cabeza. Espero que les guste..

Algo nubló mis ojos, un atisbo de tristeza quizá. Como
buen observador, lo percibió.
-¿Qué pasa amor?- dijo cálidamente con ese acento que me encanta escuchar.
-Tengo miedo.- confesé.
-¿Miedo?- repitió sin comprender-¿De qué?- dijo mirándome preocupado.
-De perderte.- le contesté como si fuera obvia la respuesta. Me observó durante una fracción de segundo, atónito.
-Estas loca.- sentenció. "Si, loca.. por vos" pensé. Y acariciando mi mejilla, me obligó a mirarlo.-Eso nunca va a suceder.- me aseguró.
-Es que.. - y me interrumpió con un beso dulce y espontáneo, que me vi obligada a seguir..
-A veces tengo miedo de demostrarte lo que siento, el otro día leí nuestra primera conversación.. y decías que no querías a nadie que te controle, ni compromisos, ni nada.. - Confesó apenado.
-Eso fue antes de conocerte. -ahora fue mi turno de interrumpirlo- Entendeme. Venía de meses de sufrimiento, lo último que quería era volver a caer en un pozo. Cuando te conocí, me diste ganas de seguir, cambiaste mi visión del mundo. Yo se que recién terminaste una relación y que lo ultimo que queres es empezar una nueva. Pero mi perspectiva cambió, y mucho. Y cuando me dijiste que no te molestaba que saliera con Dami, me dolió sinceramente. Entendí que no te importaba tanto como pensaba.
-Amor, no quería perseguirte, lo menos que quiero es perderte, que me dejes.. y si para eso tengo que bancarme a un millón de pibes más, lo voy a hacer. Porque prefiero sufrir a que te enojes conmigo y si te dije eso fue para que entiendas que podías estar con quien quisieras y hacer lo que se te cantara. Pero que yo siempre voy a estar esperandote.- con su mano aparto mis lágrimas.
-A tu lado me siento tan bien, segura y protegida que no quiero irme, ni quiero que me dejes..
-No hace falta que digas ni hagas nada, porque nunca va a pasar eso, soy tuyo..
-Es que quizá, yo me enganche más que vos, y eso lo entiendo- bajé la mirada.
-Lo dudo.- y me guiñó uno de sus hermosos ojos verdes. Me fue imposible no dedicarle una amplia sonrisa, de esas que salen desde lo más profundo de tu corazón.
-Te quiero.- le dije al oido.
-Yo más.- confesó.
-Lo dudo.- le dije.


Basado en una historia real, que deseo que suceda. Si lo personajes les parecen conocidos.. es que no son pura coincidencia.

Es que a las palabras, muchas veces se las lleva el viento, o a veces.. una leve brisita..




5 comentarios:

corinacantares dijo...

yo tambien sueño con historias q deseo q sucedan, dicen q si se desea algo con mucha fuerza se cumple. habra q intentar! :)
me gusto mucho!
besos!!

aLba * dijo...

que razon tienes...
las palabras se las lleva el viento..

Amapola... dijo...

Cierto... El viento tiene esa costumbre...
Beshos!

.Amazonica dijo...

Mientras alguien las recuerde a las palabras no se las llevara el tiempo.
Que bonita escena :)

un beso

Carlos dijo...

Ojalá cada cual viviese en algún momento esa escena tan dulce que describes.
A ver si realmente acaba siendo "basada en hechos reales", mucha suerte con ello xD
Un beso
Carlos