8.5.09


Durante su ausencia (y vale aclarar que tambien fue MI ausencia, porque sentia que respiraba, pero por inercia, ni siquiera me daba cuenta de lo que hacia), fuimos a bailar. Y como en una especia de "deja vu" conocí a alguien que me dio ganas de seguir nuevamente, de la misma manera en que lo conocí a Damian.
Se llamaba Facundo, y después, al chatear, me contó que tenia 15 años, y que cumpliría los 16 en dos meses. Ni por su apariencia física, ni por su personalidad los aparentaba. Pero por sus experiencias de vida parecía de 20. Problemas familiares, una infancia complicada. Se había separado de la novia un día antes de conocerme (el Día de los Enamorados, una señal?). Rosarino, hacia un año que se había venido a vivir cerca de la Capital de Buenos Aires. Se mudo con su papa después de numerosas peleas con su mama, quien vive con su hermana en Rosario.
Durante una semana nos quedamos hablando hasta las 6 a.m., nos llevábamos tan, pero tan bien. Que hasta podría hacerle la competencia a Dami..

Después de archivar tantas ilusiones (8)




2 comentarios:

aLba (*) dijo...

recuerdos guardados..

Carlos dijo...

Pues si este chico puede aspirar al puesto de Damian y resulta ser mejor persona, dále una oportunidad.
Ais, tu vida amorosa resulta más interesante que las de todos mis compañeros de institutos juntas xD
Un beso
Carlos