28.10.10

Tus brazos, son mi mejor abrigo.
Tus ojos mi mejor refugio.
Tu voz, mi consuelo.
Tus manos me dan seguridad.
Y tu aroma, me lleva a la perdicion.




Tu amor me mata y me devuelve la vida en un instante.

1 comentario:

Carlos dijo...

Ese es el poder del amor, ¿no? Es capaz de llevar al cielo y al infierno en cuestión de milésimas de segundo.

Y mujer, que ya hace tiempo que nos leemos, deberías saber que yo no escribo cosas alegres. Creo que mi principal objetivo en esta vida es conseguir que la gente llore con mis textos, y si sigo con esta evolución, lo acabaré consiguiendo >:D

Un besazo